Un pertinente Corte de Caja

9 06 2008

Medios independientes y organizaciones de derechos humanos como Indymedia Chiapas y el CDH Frayba entre otros, lo han venido anunciando con algo de tiempo: están siendo atacadas las comunidades zapatistas. La Junta de Buen Gobierno de La Garrucha atribuye éstas agresiones a “provocadores”. Entre tanto, el reporte de la más reciente y ya no tan “civil”, apenas este 4 de junio: “Columna de convoy militar y seguridad pública y policía municipal y PGR, a las 9 de la mañana, hora sur oriental, 2 carros grandes de soldado y 3 carros chicos de soldado y 2 carros de seguridad pública, 2 carros de policía municipal y una tanqueta y un carro de PGR”.

Ahora bien, ¿qué sucede que agresiones gubernamentales de éste tamaño no provocan la atención de antes? Pensar estas contradicciones es el equivalente a hacer un balance entre ganancias y pérdidas, inversiones y gastos, en suma, un corte de caja.


Laura Castellanos durante la presentación de Corte de Caja

(…) no es enfrentarse al ejército federal directamente contra nosotros sino hacer caldo de cultivo de otro Acteal para presentarlo como un problema intercomunitario (…)

Estamos como en 1993, ni nos ven ni nos oyen. La desventaja es que ya nos habían visto y escuchado y ahora nos hacen a un lado (…)” ¿Cómo? ¿De 1993 a 2008 han cambiado tanto las cosas? ¿Dónde están los viejos aliados, las consignas, las antiguas movilizaciones masivas al primer aviso de “nos están golpeando”?

Escrito por Laura Castellanos, Corte de Caja, con fotografías de Ricardo Trabulsi y diseño de Alejandro Magallanes, recupera sendas entrevistas al Subcomandante Marcos, tiempo después de que el EZLN dejase de ser el fenómeno mediático y tras la ruptura con un sector de la izquierda nacional vista desde el inicio de “La Otra Campaña”.

No le caerá en gracia a muchos en el zurdo espectro el pensar y decir de Marcos, desglosado desde dos intercambios de palabras y sentidos y no de su propia pluma inspirada.


Ricardo Trabulsi, fotógrafo

Son pasados por los criterios de éste personaje polémico y corrosivo, con quien se puede o no simpatizar pero no ignorar: Andrés Manuel López Obrador, los mandatarios Evo Morales, Cristina Kirchner, Hugo Chávez; la reciente removilización del EPR , la izquierda que hizo carrera política “por ser amigo de Marcos” -o como diría Alejandro Jiménez, “la izquierda bonita y perfumada de Coyoacán” y él mismo, enamorado de Angelina Jolie, intelectuales y literatos, en esto que comenzó como una semblanza para Gatopardo “Retrato Radical” y que lo mismo da para comentarios vanales que para volver a discutir, verbo ya algo en desuso.

Merece la pena, en muchos aspectos este libro que, comentario aparte, apuesta a una innovadora forma gráfica para presentar contenidos editoriales (Alejandro Magallanes utiliza cuatro tipografías, tres de siglos diferentes y una propia, además, autor y título no van en portada sino en la contra) y los retratos fotográficos en blanco y negro de Ricardo Trabulsi, intensos, realizados con una Smith & Corona del año 1890.

He de confesar que, cuando ví aquella portada de Gatopardo donde posa el Sup mi primer reacción fue un: “¿Queeeeé? O los de Gatopardo le recortaron el fondo feo o éste frívolo autocomplaciente ya de plano se deschavetó”. Pero … ¿quiere usted conocer el momentum y el detrás de aquel retrato? Corte de Caja es un texto-gráfica necesario y ágil que resume varios años de Marcos y pertinente, porque ahora es el gobierno quien prepara la guerra contra los zapatistas.

Deje de leer reseñas y busque en la librería, sin temor. Los fondos recaudados de la obra, anuncian sus autores, serán destinados a comunidades zapatistas.

Fotos: Prometeo Lucero


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: