El espíritu de Crazy Horse

20 09 2007
“Hacer tiempo crea una oscuridad demente en mi propia imaginación; hacer tiempo te hace esto a tí. Pero por supuesto, tú no haces tiempo. Tú lo haces sin éste. O incluso, el tiempo te hace a tí. El tiempo es un canibal que devora la carne de tus años día a día, mordida a mordida”.

Cumplió 63 años este 12 de septiembre de 2007 el escritor, artista y defensor de los derechos indígenas Leonard Pelthier, miembro del American Indian Movement. El mismo día, consigna Indymedia, es un día internacional para exigir su libertad inmediata e incondicional, uno de los presos políticos más reconocidos del mundo.

Más de tres décadas en la prisión federal de Lewisberg (Pensilvania) en los Estados Unidos, y una doble condena de cadena perpetua por el asesinato de dos agentes del FBI en 1975, es su situación actual, que se dice, se agrava por varios problemas de salud.

Indymedia Filadelfia

Desde su celda en el penal sigue luchando por los derechos indígenas. Ha promovido bibliotecas, escuelas, becas y refugios para mujeres golpeadas entre muchos otros proyectos. Fue nominado por el Premio Nobel de la Paz en 2004 y de nuevo en 2007.

“Sé quién soy. Soy indígena y me atreví a defender a mi pueblo. Soy inocente. Jamás maté a nadie ni quise hacerlo. Soy danzante al sol. Esa es mi identidad. Si me toca sufrir como símbolo de mi pueblo, lo haré con orgullo. Nunca me rendiré”.

Leonard cuenta que cuando tenía nueve años, un gran coche negro llegó a su casa para llevarle a él y a los otros niños a un internado de la Oficina de Asuntos Indios en Wahpeton, Dakota del Norte. Al llegar, les cortaron su cabello largo, los desnudaron y les echaron DDT en polvo.

“Pense que me iba a morir…ese lugar era más como un cárcel juvenil que una escuela….Considero mis años en Wahpenton como mi primer encarcelamiento, y fue por el mismo crimen de siempre: ser indio”.

Sigue contando: “Nos obligaron a hablar el inglés. Nos golpeaban si nos sorprendían hablando nuestro propio idioma. Aún así, lo hicimos… Supongo que aquí fue cuando me volví un criminal sin escrúpulos (como me nombra el FBI). Y se podría decir que la primera ofensa en mi carrera criminal fue el hablar mi propio idioma….El segundo fue el practicar nuestra religión tradicional.”

Cuando era joven, el gobierno del presidente Eisenhower se embarcó en un programa para eliminar las reservas y desalojar a la gente, dándoles unos centavillos. Recuerda Leonard que las palabras “terminación” y “desalojo” se volvieron las más temidas en su vocabulario. El proceso de combatir el desalojo fue su primera experiencia como activista.

“El silencio, dicen, es la voz de la complicidad.
Pero el silencio es imposible.
El silencio grita.
El silencio es un mensaje.
Así como el hacer nada es un acto.

Deja tu ser resonar.
En cada palabra y en cada acción.
Si, conviértete en quien eres.
No hay forma ded evadir tu propio ser.
O tu propia responsabilidad

Lo que haces es quien eres.
Eres tu propio resultado.
Tú te conviertes en tu propio mensaje

Tú eres el mensaje

En el Espíritu de Crazy Horse”
Leonard Peltier.

Para conocer más sobre el caso de Leonard Pelthier:


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: